¿Qué son los estudios prenatales de medicina materno fetal?

Los estudios prenatales, también llamados exámenes prenatales o pruebas prenatales, son un conjunto de estudios, que consisten en ultrasonidos y estudios invasivos, que tienen por objetivo corroborar riesgos cromosómicos o genéticos, probabilidades de preeclampsia en la mujer embarazada y restricción de crecimiento del bebé. Así mismo permiten corroborar la estructura y anatomía de tu bebé en cada trimestre del embarazo.
Estos estudios son muy relevantes para el caso de embarazos gemelares o múltiples.

¿Qué médico realiza los estudios prenatales?

Estos estudios son realizados por un médico especialista en medicina materno fetal. Forman parte de un control prenatal adecuado. Suelen ordenarse por el médico ginecólogo obstetra con quien la paciente está llevando su control de embarazo. Como hemos dicho, los estudios prenatales son especialmente útiles para detectar riesgos, enfermedades o alteraciones genéticas o anatómicas de un bebé, dentro de estas afecciones podríamos encontrar: síndrome de Down u otras alteraciones genéticas, anemia fetal, preeclampsia, restricción de crecimiento, espina bífida o meningocele.

¿Qué estudios prenatales de medicina materno fetal existen?

Los estudios prenatales se dividen en dos categorías: I. Ultrasonidos prenatales y; II. Estudios invasivos de medicina materno fetal.
I. Los ultrasonidos prenatales son:
Ultrasonido genético o cromosómico. Se realiza en las semanas 11 a 14 de gestación. Sirve para descartar alteraciones genéticas en el feto. Suele complementarse con el Duo test, que aumenta la efectividad del estudio.
Ultrasonido Estructural y/o anatómico. Generalmente se realiza entre las 18 y 24 semanas de gestación. Por este ultrasonido, el médico materno fetal busca alteraciones y/o defectos mayores en los órganos y anatomía del bebé que puedan comprometer su crecimiento y desarrollo adecuado.
Ultrasonido de crecimiento y 5D. Este estudio prenatal se puede realizar a partir de las 30 semanas de embarazo, nos ayuda a valorar si el crecimiento del bebé es adecuado a las semanas de gestación; así como si la cantidad de líquido amniótico es suficiente y si la placenta es saludable para garantizar el desarrollo adecuado del bebé.
Con este ultrasonido se pueden reconstruir imágenes tridimensionales del bebé.
Ultrasonido Doppler, también conocido como flujometría o estudio de flujometría. Con este ultrasonido prenatal, el medico materno fetal valora si el flujo sanguíneo del bebé es suficiente para que sus principales órganos funciones de forma adecuada.

II. Los estudios invasivos de medicina materno fetal son:
Biopsia de vellosidades coriales: Por este estudio se toma una pequeña muestra de la placenta, para ser analizada y descartar o confirmar un diagnóstico.
Amniocentesis: Es un estudio invasivo que permite obtener una muestra de líquido amniótico para ser analizada, en ocasiones se usa también para drenar exceso de líquido amniótico
Cordocentesis: Consiste en tomar una muestra de sangre del cordón umbilical para ordenar análisis de laboratorio o para realizar transfusiones.



pruebas prenatales

¿Qué son las pruebas prenatales?

Las pruebas prenatales son pruebas de cribado o pruebas de diagnóstico que ayudan a identificar problemas de salud que pueden afectar a la madre embarazada y/o al bebé antes del nacimiento. Algunas de las afecciones que permiten detectar se pueden tratar, por eso es muy importante detectarlas lo antes posible.

¿Qué detectan los ultrasonidos prenatales?

Ultrasonido genético o cromosómico: También es llamado ultrasonido 11-14. Este nombre se debe a que es un estudio prenatal apto para realizarse entre las semanas 11 y 14 de embarazo.
Es un ultrasonido básico para todos los embarazos; pues el médico materno fetal puede determinar, entre otras cosas, como las semanas exactas de gestación; si el bebé tiene riesgo de alguna alteración genética como el Síndrome de Down.
Este ultrasonido prenatal se complementa con dúo test, con lo que la efectividad en la detección de riesgos de alteración genética llega hasta el 94%
Ultrasonido estructural o anatómico: Este ultrasonido prenatal se realiza generalmente entre las semanas 18 a 24 de gestación.
Este estudio nos ayuda a ver la estructura anatómica del bebé para corroborar el funcionamiento de los órganos de tu bebé, incluyendo cerebro, rostro, tórax, corazón, abdomen, columna vertebral, extremidades y contar sus dedos. Así mismo se verifica el sexo del bebé.
También permite ver la placenta, para verificar dónde se encuentra implantada y su función con los flujos placentarios, para descartar riesgo de preeclampsia.
Posterior a la realización de este estudio prenatal, que se corroborar la integridad de sus órganos lo que continua para el control prenatal es vigilar el crecimiento y la función placentaria.
Ultrasonido Doppler o flujometria. Con este ultrasonido prenatal, el medico materno fetal valora si el flujo sanguíneo del bebé es suficiente para que sus principales órganos funciones de forma adecuada a partir de la valoración del índice de pulsatilidad de la arteria umbilical, arteria cerebral media y arterias uterinas, estas mediciones se pueden realizar a partir de la semana 28.
Con este estudio verificamos que la función placentaria sea suficiente para continuar con el crecimiento y desarrollo de bebé.

¿Qué son los estudios prenatales invasivos?

Los estudios prenatales invasivos son estudios complementarios que se realizan cuando se identifica alguna alteración en los estudios iniciales como en el ultrasonido 11-14 o el ultrasonido estructural.
Nos permite confirmar o descartar la alteración que se haya identificado en los ultrasonidos.
Los estudios prenatales invasivos permiten a los médicos tomar muestras de tejido o sangre para realizar análisis genéticos o cromosómicos, análisis citológicos (infección), o análisis de laboratorio como niveles de hemoglobina para identificar anemia. Los estudios prenatales invasivos son los siguientes:
     1. Biopsia de vellosidades coriales (toma una pequeña muestra de la placenta).
     2. Amniocentesis (se toma una muestra de líquido amniótico para ser analizada o para drenar exceso de líquido).
     3. Cordocentesis (Se toma una muestra de sangre del cordón umbilical para ordenar análisis de laboratorio o para transfusión sanguínea).

¿Quiénes se someten a estudios prenatales?

Los estudios prenatales de medicina materno fetal son estudios que pueden realizarse a toda mujer embarazada en búsqueda de un embarazo saludable.
Idealmente todas las mujeres embarazadas se deberían realizar al menos los tres estudios básicos de cada trimestre: el ultrasonido cromosómico o genético (11-14), el estudio estructural y la flujometría o ultrasonido Doppler. Estos tres ultrasonidos son las piedras angulares para poder verificar el bienestar y la salud materno fetal.

Es recomendable realizar estudios complementarios como el duotest o el cuádruple marcador que aumentan el grado de certeza de los estudios; es aún más recomendable realizar estos estudios complementarios en embarazos de mujeres con factores de riesgo como mayores de 35 años, o que padezcan algunas enfermedades agregadas como diabetes, hipertensión, hipotiroidismo o algunas enfermedades reumáticas como Lupus.

¿Es necesario hacerse todos los ultrasonidos prenatales?

Cada estudio prenatal de medicina materno fetal tiene un objetivo y cada uno en un trimestre diferente, idealmente podríamos realizar los 3 estudios principales (ultrasonido cromosómico o genético (11-14), el estudio estructural y la flujometría o ultrasonido Doppler) ya que con ellos corroboramos o identificamos alteraciones que pudieran presentarse, los demás estudios nos ayudan a confirmar diagnósticos y deben realizarse por indicación médica.

¿Cuánto cuestan los ultrasonidos prenatales?

En CEDPRE, “Líder en estudios prenatales” , contamos con los siguientes servicios y precios:
ULTRASONIDO GENETICO $2,200
ULTRASONIDO ESTRUCTURAL $2,200
ULTRASONIDO DE CRECIMIENTO Y 5D $1,700
ULTRASONIDO DOPPLER $2,000
TEST COMBINADO (USG 11-14 + DUO TEST) $3,500
USG ESTRUCTURAL + DOBLE MARCADOR 2° TRIMESTRE (18 A 24 SEMANAS) $3,800

Dr. Alfredo González Cortés

Dr. Alfredo González Cortés

“Cada estudio prenatal realizado, es una oportunidad de detectar una alteración de forma temprana”

AGENDA CITA
Dra. Gabriela Delgado Serrano

Dra. Gabriela Delgado Serrano

“Como médico materno fetal, trabajamos en equipo con los obstetras para garantizar un embarazo saludable”

AGENDA CITA
Dra. Angeles Y. Juárez Reyes

Dra. Angeles Y. Juárez Reyes

“Lo mejor de los estudios prenatales es que dan certeza sobre si un bebé tiene alguna alteración o enfermedad”

AGENDA CITA
Dra. Isabel G. Leyva Reséndiz

Dra. Isabel G. Leyva Reséndiz

“Ser médico materno fetal es garantizar la salud de la madre y de su bebé”

AGENDA CITA

“El nacimiento
es la única cita a ciegas
donde conocerás
al amor de tu vida”

La importancia de los estudios prenatales.

En CEDPRE pensamos que el ser humano es un sistema más complejo que una simple suma de sus elementos constituyentes y cada parte del todo debe ser atendido y preparada, tanto como para iniciar la vida, como para la maternidad.
A menudo pensamos que el momento más importante del embarazo es el nacimiento, no obstante, estamos convencidos de que un buen nacimiento, es resultado de un buen que hacer durante el embarazo. Actualmente la medicina dispone de diversas técnicas para que se pueda garantizar la salud materna, así como la salud e integridad del bebé al nacer; estas técnicas transformadas en servicios nos son entregadas a los pacientes como consultas preconcepcionales, y estudios prenatales.
Los estudios prenatales, forman parte de llevar un control prenatal adecuado; en este control prenatal suelen participar diversos especialistas en medicina, como el ginecólogo, los genetistas y los médicos materno-fetales que son los encargados de realizar los estudios prenatales.
Los estudios prenatales se dividen en dos principales categorías: ultrasonidos prenatales y estudios invasivos. Ambos tienen por objetivo garantizar la salud del bebé y de la madre y están indicados bajo diferentes circunstancias, como regla general podemos decir que todos los embarazos pueden tener un control con ultrasonidos prenatales y solo en casos específicos en los que se encuentre una alteración, los estudios invasivos se volverían una necesidad.
Los ultrasonidos prenatales son útiles para detectar de forma temprana alteraciones cromosómicas en el bebé como el Síndrome de Down, y en la madre, el riesgo de padecer preeclampsia. Así mismo a través de ultrasonidos como el estructural, permiten determinar si el bebé presenta algún defecto anatómico o alguna disfunción en sus órganos.
Es tan importante verificar que el bebé no presente alteraciones genéticas y que su anatomía esté en condiciones aptas para nacer, como que su grado de crecimiento y desarrollo sea el adecuado a su edad gestacional; así como que la placenta esté funcionando y nutriendo de manera adecuada al bebé; para estos dos fines, existen los ultrasonidos denominados de crecimiento y Doppler (también llamado flujometría).
En resumen, los ultrasonidos prenatales son importantes porque permiten la detección temprana de alteraciones genéticas, enfermedades o defectos anatómicos en el bebé o enfermedades o condiciones en la madre que hagan que aumenten los riesgos de que el bebé padezca alguna alteración, como podrían ser la edad de la madre, la existencia de antecedentes familiares o de alteraciones cromosómicas o enfermedades hereditarias.
Si actualmente te encuentras embarazada, es probable que tu ginecólogo vaya a referirte con el médico materno-fetal para realizarte por lo menos tres ultrasonidos prenatales:
1. Ultrasonido Genético, durante las semanas 11 a 14.
2. Ultrasonido estructural, durante las semanas 18 a 24 y 3. Ultrasonido Doppler o flujometría, durante la semana 28 en adelante. Es importante que acudas a su realización, toda vez que te brindará certeza sobre tu estado de salud y la de tu bebé.

CEDPRE “LÍDER EN ESTUDIOS PRENATALES”


Somos un grupo de médicos materno-fetales; ginecoobstetras con subespecialidad enfocada al manejo, cuidado y seguimiento de los problemas de salud materna y del recién nacido; antes, durante y después del embarazo. Con enfoque especial en los embarazos de alto riesgo
Una de sus funciones principales es la vigilancia fetal, por medio de la realización de ultrasonidos especializados en cada trimestre del embarazo, detectando a los recién nacidos con problemas genéticos (síndrome de Down) y/o defectos anatómicos.
A la vez, realizamos procedimientos específicos (biopsia de vellosidades coriales, amniocentesis y cordocentesis) para complementar el estudio y detección de alteraciones fetales.
Complementamos nuestros estudios ultrasonográficos con hemodinamia fetal (Doppler) para determinar el bienestar fetal.